Emprendimiento: ¿cómo empezar?

Si estás aquí es porque el emprendimiento es lo tuyo, así que, ¡bienvenido a este espacio! Ponte cómodo, prepárate algo de beber y entremos en materia, porque, aunque este tema se presta para una larga conversación, te llevaremos de la manera más simple posible, para que, una vez terminado el tiempo de lectura, ¡seas un experto en emprendimiento! Y cuentes con todas las herramientas que necesitas para potenciar ese negocio que te aguarda al otro lado de la pantalla.

Todo emprendimiento empieza con una idea de negocio, que más tarde se convierte en un producto o servicio.

Pero, antes de continuar, dejemos claro este punto: ¿sabes qué es un emprendimiento? ¿Sabes cuándo considerarte un emprendedor?

En primer lugar, definamos qué es emprendimiento. Para esto, responde las siguientes preguntas:

  1.  ¿Estás ideando una idea de negocio?
  2.  ¿Inviertes tu tiempo creando un proyecto?
  3.  ¿Buscas maneras de monetizar los servicios o productos que ofreces?
  4. ¿Eres el creador de tu propia marca?
  5. ¿Eres tu propio jefe? (bien sea de tiempo parcial o total)
  6. ¿Ofreces soluciones a las necesidades de otros mediante productos o servicios?

Si respondiste “sí” a, al menos, 4 de estas preguntas, ¡eres un emprendedor!

Y aunque existen muchas teorías sobre lo que es emprendimiento, nos basaremos en aquella que implica la ideación y posterior materialización de una idea en un modelo de negocio, que requiere constancia y exposición en el tiempo.

Ya completaste la tarea fácil: identificarte; ahora hablemos de la parte práctica.

Cuando emprendes, te ves en la necesidad de adquirir múltiples conocimientos para poner a andar el negocio y hacerlo de manera rentable. Este proceso de aprendizaje no siempre es fácil y en el camino pueden cometerse muchos errores, por eso, hoy estamos aquí para enseñarte algunos temas clave que debes conocer, y así, disminuir al máximo el margen de error. ¡No te preocupes! Las equivocaciones son las mejores maestras al comenzar un negocio, pero, mientras nos tengas como tu aliado, te daremos la mano para que no caigas en las más comunes.

El conocimiento es poder, así que, ¡toma el control y empecemos a aprender buenas prácticas de emprendimiento!

EL MARKETING:

Si aún no tienes los clientes ideales, crear un buen plan de marketing te llevará por el camino correcto para encontrarlos. Dale prioridad a esta estrategia, porque, aunque se compone de intangibles, es una de las que te permite sobrevivir en el tiempo como una marca sólida.

Estudio de mercado: donde te encargarás de buscar otras marcas que estén haciendo lo mismo que tú, así podrás pensar en aquellas cosas que puedes ofrecer como un valor adicional, bien sea precio, calidad, diseño, buen servicio... ¡No te limites! Solo debes encontrar aquello que te hace único, y aunque esto, no siempre requiere una inversión de dinero, siempre requerirá una alta inversión de creatividad.

Digitalización: ¡dale prisa! En esta época es fácil pasar desapercibido si no tienes presencia digital. Por eso, es importante que seas activo en tus redes sociales, como Instagram, Facebook, TikTok y hasta WhatsApp. No es necesario que estés en todas, pero sí es vital que encuentres aquella con la que te sientas cómodo y empieces a compartir tu marca con el mundo.

¡Ten cuidado! Las redes son para crear conexiones reales con otras personas y así convertirlas en futuros clientes. Si quieres hacer ventas directas puedes crear un catálogo virtual. Con tu App Treinta puedes hacerlo en segundo y totalmente gratis.

Calidad de contenido: expandir tu audiencia es mucho más fácil cuando tienes canales digitales, por esto, es importante que le des relevancia a la constancia de tus publicaciones sin descuidar la calidad. 

Para esto, puedes capacitarte mediante plataformas digitales como Crehana, Domestika, Coursera, entre otras, si no te sientes listo para afrontar el reto. Son perfectas para adquirir conocimientos básicos aplicables a las pequeñas empresas.

Aquí te compartimos algunas ideas sobre los temas que puedes abordar según tu tipo de negocio:

  • Emprendimiento de tecnología: conviértete en un referente haciendo Instagram Reels sobre las novedades tecnológicas de determinadas marcas, o entregando tips de manejo avanzado de las funcionalidades de tus productos.
  • Emprendimiento de peluquería: conecta con tus clientes haciendo Instagram stories donde les preguntes qué tipo de look arriesgado estarían dispuestos a usar. Hazlo con fotos propias de tu trabajo.
  • Emprendimiento de licores: corónate como el rey de la fiesta haciendo TikToks con retos, bien sean creados por ti, o adoptando aquellos populares de esta red.
  • Emprendimiento de comidas: ¡despierta los sentidos! Comparte aquellos detalles que hacen única tu comida. Los videos son tus aliados, así que procura grabar en un lugar con buena entrada de luz natural.
  • Emprendimiento de súpermercado: reconquista a tus clientes con tu servicio. Usa aquello que te hace especial, como el empleado más querido por la clientela, la mascota del negocio o el repartidor. Usa fotos y videos que los muestren en su accionar.

LAS BASES DE DATOS

Este tema se complementa muy bien con el anterior, ya que, los medios digitales son una excelente herramienta para comenzar tu creación de bases de datos.

Para que estés familiarizado con el concepto, los datos son unos de los bienes más valiosos de la era digital, ya que, con ellos posees información sobre tus clientes y sus intereses para articular estrategias de venta mucho más precisas y con alta posibilidad de éxito.

No tienes que esforzarte demasiado, solo recuerda que cada dato que un cliente te brinda es oro para tu negocio: su nombre, su número de celular, su dirección, su correo electrónico, etc.

Empieza a guardar estos datos digitalmente, ya que, puedes usarlos posteriormente para enviar a tus clientes información sobre promociones, nuevos productos de su interés, incluso, hacerles invitaciones especiales a eventos o actividades que tengas previstas en tu negocio.

¡Sé cuidadoso! Procura siempre preguntar a tus clientes si desean recibir esta información y no compartas sus datos personales con nadie más. Puedes investigar un poco más a detalle sobre las legislaciones que tu país tiene al respecto.

¿Cómo puedes recopilar estas bases de datos? ¡Es muy fácil! Empieza a crear un registro cada que pidas los datos a tus clientes: mediante ventas digitales o presenciales, domicilios, interacción en redes sociales, entre otros.

LOS INVENTARIOS

Sí, lo sabemos, aunque amas tu emprendimiento, ese primer inventario parece una historia tomada de un cuento de horror. Por suerte, ahora nos tienes a nosotros.

El primer paso es identificar qué tan grande es tu inventario. Si es masivo, puedes usar Treinta para PC, ya que registrarás fácilmente toda la existencia de productos en nuestra plantilla de Excel. Solo debes ingresar a web.treinta.co

Si por el contrario, tu inventario es pequeño o moderado, podrás hacerlo desde tu App, que te ofrece un amplio espectro de detalles para que no te falte nada.

Recuerda incluir la foto, nombre, cantidad, descripción, precio, costo, y código de barras (si lo usas en tu negocio) de cada producto. Con el tiempo verás que este sistema de organización te ayudará a catalogar tu inventario más fácilmente y con mayor precisión.

¿Pero, para qué tanto esfuerzo? Tener certeza de este aspecto de tu negocio te permite tomar decisiones estratégicas que te ayudarán a crecer, a ganar más dinero y a suplir las inversiones que haces.

Ahora veámoslo aplicado a la realidad. El inventario te provee:

  • Un conocimiento detallado de la existencia de los productos que tienes disponibles para vender, de aquellos que te faltan y de los que están a punto de agotarse, lo que te permite anticiparte con tus proveedores y no comprar más o menos cantidades de las que necesitas.
  • Una posibilidad de análisis sobre la rotación de determinados productos. Así sabrás cuáles son los que tus clientes prefieres y cuáles pueden salir de tu portafolio de ofertas.
  • Una alineación con tus gastos, deudas, ventas y ganancias. Esto, hace parte del balance que puedes visualizar diario, semanal o mensualmente en tu App Treinta. Así, podrás crear estrategias para traer nuevos productos, hacer nuevas inversiones y hasta confirmar teorías sobre las preferencias del mercado.

También puede interesarte: Cómo hacer inventarios en Excel

ESTADÍSTICAS

Saluda a tu nueva mejor amiga: la estadística.

Entenderlas es una habilidad imprescindible cuando vas a iniciar un negocio, ya que las estadísticas son quienes te dan respuestas sobre el rendimiento de tu plan de negocios.

Adentrémonos en los principales factores a los cuales debes revisarles las estadísticas constantemente, pues son los que te aseguran una salud financiera sostenible en el tiempo:

  • Ventas: evalúa la tendencia, es decir, verifica si estas estás creciendo o decreciendo. Identifica cuáles son los productos que más vendes y que tan rentables son estos para tu negocio. Así, podrás definir a qué productos quieres darle prioridad en tu estrategia de ventas. Evalúa la composición de tus clientes: si son muchos, pocos y con qué frecuencia hacen compras en tu negocio.Aquí es importante que tengas claras las razones detrás de dichas ventas, por ejemplo, si un producto se vende más de lo usual o menos de lo usual, cuáles son los motivos detrás de esa fluctuación, descartando aquellos que son estacionarios.Un ejemplo de ventas estacionarias son los dulces en octubre, que en aquellos países que celebra halloween aumentan sus ventas en este mes.
  • Margen bruto: te aseguramos que es un concepto más simple de lo que parece. Este hace referencia a la ecuación: VENTAS - COSTO DE PRODUCTO = MARGEN BRUTO. Con este, podrás evaluar cuál es el producto que genera más rentabilidad o menos margen bruto. Aquí, debes conocer si tienes un balance adecuado entre la venta de tus productos más rentables y aquellos que son menos rentables pero que hacen parte de tu inventario y estrategia comercial.
  • Gastos: evalúa cuál es la tendencia de gastos y qué porcentaje tienen sobre tus ventas, estos, deben ser controlados, y en caso de aumentar, debes estar atento a las razones para poder tomar medidas al respecto.Debes estar atento a la relación de estos con las ventas.
  • Deudas: siempre deben estar monitoreadas, tanto aquellas cuentas por pagar, como las que tienes pendientes por cobrar. Tenlas presentes al momento de evaluar tu utilidad.
  • Utilidad neta: esta hace referencia al dinero que ganaste. Es la ganancia libre de gastos que te deja tu negocio. Por esto, debes examinar la tendencia de esta con respecto a tus ventas y saber qué porcentaje de ellas abarca.¡No te preocupes! Cuando prestas atención a los factores previos, tu utilidad fluye sin problemas.

Desde tu App Treinta podrás visualizar todas las estadísticas de tu balance sin ningún esfuerzo, y ahora que conoces la importancia de cada una de ellas, podrás tener un mayor control y comprensión de los datos arrojados diariamente.

También puede interesarte: Gestión de los gastos operacionales

Así que recordemos aquellos puntos importantes que aprendimos:

  • Puedes usar Treinta desde tu App o computador como el mejor aliado para acompañarte en este camino de emprendimiento.
  • Los conocimientos son necesarios para ser un buen administrador del negocio, pero siempre habrá canales de aprendizaje que te ayuden a afianzar las herramientas necesitas.
  • Los detalles son importantes en el emprendimiento, tanto aquellos tangibles, como los intangibles, pero que hacen parte vital de la estructura del negocio.
  • Sin importar el tipo de negocio que tengas, Treinta funciona para ti y para tu plan de negocio.

Por último, recuerda que cada jueves podrás encontrar contenidos en este blog, para que sigamos creciendo juntos.

Sigue leyendo
¿Cómo podemos ayudarte?