Emprendimiento en la era digital

En la era digital ya no es opcional tener presencia en línea. Las estrategias de las empresas más exitosas incluyen necesariamente un modelo de negocio virtual que les permita participar en el universo digital. Con un crecimiento sin precedentes, el comercio electrónico es ahora parte indivisible de la vida de las personas. Así pues, hay que conocer cuáles son los básicos imprescindibles de los negocios online si queremos ser parte de esta nueva economía en internet.

Si aún no nos era evidente lo indispensable que se ha vuelto el internet en nuestra economía, el año 2020 terminó de demostrarlo. Forzados a abandonar toda clase de participación presencial en el mundo debido a la contingencia por COVID-19, nos vimos orillados a elegir una de dos opciones: participar digitalmente o no participar en absoluto.

Algunos negocios que ya contaban con una infraestructura digital incluso se beneficiaron económicamente de esta situación, al tener que dejar de pagar renta y otros gastos que vienen de tener un negocio físico. Otros más tuvieron que reinventarse e idear la manera de llevar su empresa al mundo virtual. También están los que vieron la oportunidad de emprender desde cero, aprovechando las nuevas necesidades que surgían en el día a día de ese inusual año. Por último, están los que por una u otra razón no pudieron dar el salto de lo presencial a lo digital.

Independientemente de cuál sea nuestro caso, sin lugar a dudas todos aprendimos una valiosa lección: en la actualidad, más que un lujo es una necesidad tener presencia digital. Ahora bien, si consideramos la brecha generacional y la competencia global que hoy existe, se vuelve evidente que hay varios factores a considerar para emprender un negocio digital –o digitalizar uno ya existente– y no morir en el intento. Las generaciones más jóvenes que ya son parte de la fuerza laboral, tal como los millennials, crecieron de la mano con la tecnología que ahora es parte fundamental de la infraestructura digital. Es decir, los computadores, los smartphones y las tabletas. Estas personas han disfrutado de una clara ventaja a la hora de emprender digitalmente, y se les ha facilitado mucho crear un negocio en línea o llevar uno físico a lo virtual gracias a su profunda relación con la tecnología.

Por otro lado, están los integrantes de generaciones como la generación X, quienes crecieron y vivieron gran parte de su vida laboral de una sola forma: presencial. Estas personas, dueños de pequeñas tiendas o grandes empresas, son quienes reportan haber experimentado mayor dificultad a la hora de integrar la tecnología emergente a su vida profesional. En tan solo un par de años, fueron testigos de cómo el planeta se transformó por completo en un mundo digital, en el que la tecnología es la principal protagonista. Teniendo que adaptarse a las nuevas necesidades de sus clientes y a las nuevas capacidades de su competencia, muchos de estos emprendedores invirtieron grandes cantidades de tiempo y dinero para formar parte de la era digital.

Para sorpresa de todos los emprendedores y sin importar su edad, todo está cambiando una vez más, y más rápido de nunca. Encontrándonos ante una nueva generación donde la manera de emprender y hacer negocios otra vez está transformándose, es necesario conocer las buenas prácticas, los aprendizajes y las herramientas que pueden facilitar el proceso de digitalización para tener presencia en una economía cada vez más competitiva. Por eso, te presentamos algunos puntos a considerar si tienes o quieres un negocio en línea.

¿Cómo emprender un negocio digital, o digitalizar un negocio ya existente?

Lo primero que necesitas es la o las herramientas que vas a usar para llevar tu negocio al universo virtual. Antes de pensar en invertir dinero en software complejo, es conveniente investigar acerca de las opciones gratuitas disponibles. Lo habitual solía ser comprar un dominio y crear una página web para tu negocio, pero la idea de empezar a invertir en una plataforma sin la certeza de que la inversión vaya a ser recuperada en el futuro inmediato vuelve esta opción poco redituable. Con esto en mente, Treinta creó la alternativa ideal y 100% gratuita para esta necesidad. El catálogo virtual es una de las muchas herramientas de emprendimiento digital que la súper app ofrece, la cual satisface por completo la urgencia de tener un lugar en línea donde vender nuestros productos y servicios. Es tan fácil de usar como descargar la app, registrarse, cargar el inventario y comenzar a trabajar digitalmente. Ofrece la opción de compartir el link de tu catálogo por WhatsApp y redes sociales, lo que lo vuelve en el mejor aliado para el emprendimiento digital.

En cuanto ya tengamos los medios que utilizaremos para nuestro negocio digital, tenemos que empezar a hablar el idioma de los clientes virtuales. Nadie quiere adquirir productos y servicios de una empresa que no inspira confianza al tener la información de su negocio o catálogo incompleta. Contar con descripciones atractivas o imágenes de lo que ofrecemos –entre otras cosas– es indispensable a la hora de unirnos al universo digital. Si tuviéramos una tienda física, haríamos sentir a nuestros clientes más cómodos si todo estuviera en orden, limpio, con los precios claramente visibles y recibieran un buen trato. De la misma manera, digitalmente las personas buscamos una página que nos haga sentir en un lugar confiable. También, nos gustar ser atendidos rápida y amablemente, por lo que el servicio al cliente no es en absoluto distinto en el mundo físico que en el mundo digital. Contar con un chat en línea, un correo electrónico o un teléfono al cual poder contactar al negocio es de los básicos imprescindibles del emprendimiento digital.

Pero aunque tengamos todo lo arriba mencionado, nadie sabrá de nuestra existencia sin el marketing adecuado. Es como ese negocio increíble al cual nos encanta ir, pero que es poco concurrido debido a su mala ubicación. Si queremos que nos conozcan, necesitamos darnos a conocer.

¿Qué estrategias de marketing digital existen?

Suele decirse que “no hay tal cosa como la mala publicidad”, y es momento de eliminar esta falsa afirmación. Gracias a la inmensa conexión entre las personas debido al internet, hoy es muy fácil ganarse una mala reputación que impacte fuertemente y en cuestión de horas al negocio que hemos construido en meses o años de trabajo. Por lo tanto, la primera estrategia por la que debemos apostar es una buena atención al cliente. La mejor publicidad es de boca en boca, y un dicho popular dice: las personas olvidarán lo que les dijiste o hiciste, pero no cómo las hiciste sentir. ¿Recuerdas algún negocio en el que te hayan tratado muy bien… o muy mal? Es muy probable que sí, ya que nuestros recuerdos están más asociados al sentimiento que a lo que pasó. Entonces, asegurarnos de dar pronta respuesta a todas las inquietudes de nuestros clientes, así como proponer soluciones prácticas a sus problemas, es una técnica impecable de mercadeo.

Las redes sociales son otra herramienta de la cual valernos para darnos a conocer. Millones de personas usan diariamente plataformas como Facebook, Instagram y WhatsApp para diversos fines, entre ellos está el adquirir productos y servicios. Tener una presencia activa en estas y otras redes, respondiendo a todos los comentarios, actualizando constantemente nuestro muro con las novedades de nuestro negocio y ofreciendo dinámicas (como los famosos giveaways) definitivamente nos ayudará a crecer. Usar palabras clave en lo que publicamos es otro punto importante. Se hacen incontables publicaciones y búsquedas a diario. Si no queremos quedar enterrados vivos bajo esta enorme cantidad de contenido, debemos elegir cuidadosamente los términos que utilizamos, apoyándonos –de preferencia– en páginas especializadas en identificar los conceptos que más nos convengan, tales como Google Keywords o Google Trends.

Si tenemos una infraestructura digital adecuada –como la que ofrece Treinta– y nos mantenemos activos en redes sociales, asegurándonos de tener una presencia digital constante y correcta, estamos en el camino correcto para que nuestro negocio virtual tenga cada vez más visitas y transacciones.

Ya tengo una plataforma y estoy publicitando… ¿ahora qué?

¡Asegúrate de tener el producto o el servicio siempre disponible! ¿Te ha pasado que un restaurante tiene un platillo que amas, y cuando vas, está agotado o dejaron de producirlo? Eso rompe el corazón de un cliente fiel. Si ofreces productos, es vital contar con una serie de proveedores que te garanticen que no te vas a quedar sin inventario. Un modelo de negocio digital para satisfacer esta necesidad es el que se conoce como “B2B”, del inglés business to business, que significa “negocio a negocio”. Esto quiere decir que tú, dueño de un negocio, le compras directamente a otro negocio –usualmente, un negocio mayorista– con el fin de reducir costos. Al mismo tiempo, la agilidad digital permite que exista una comunicación constante entre tú y tus proveedores, pudiendo llegar a acuerdos de compra y entrega que siempre tengan tu negocio abastecido. El punto de las entregas es otro igual de importante.

Hay un sinfín de empresas que ofrecen envíos personalizados para que hagas llegar tus productos a tu cliente. Por más efectivo que sea, también puede ser muy costoso, por lo que lo más recomendable es contar con un acuerdo con alguna de estas empresas que te permita reducir el gasto de envío al mínimo. Aunque la idea de invertir dinero en enviar productos no es muy agradable, hay que tomar en cuenta que casi el 30% de las compras en línea que no se concretan se deben a los altos costos de envío. Por ello, hay que asegurarnos de ofrecer a nuestro clientes envíos accesibles. Treinta, además de contar con el catálogo digital para tener una tienda en línea, está comenzando a integrar a su plataforma el servicio de B2B y envíos en algunas ciudades, buscando apoyar a los emprendedores digitales a crecer su negocio sin la necesidad de tener infinidad de proveedores de servicios web, productos y envíos.

Considerando todos los puntos mencionados, se podría decir que un correcto emprendimiento digital cuenta con:

  • Una página con información completa y atractiva de la empresa y lo que ofrece.
  • Una estrategia de marketing digital que le de presencia en redes sociales.
  • Una infraestructura de compras y envíos que mantenga su inventario abastecido y sus productos llegando a las manos de sus clientes.

Y tú, ¿estás buscando emprender un negocio digital o crecer el que ya tienes? ¡Recuerda que siempre es posible encontrar aliados que minimicen gastos y maximicen utilidades, tal como Treinta!

Sigue leyendo
¿Cómo podemos ayudarte?