Diagnóstico empresarial: qué es y cómo hacerlo

Quizás creaste tu negocio por necesidad, para enfrentar el desempleo o ayudar a tu familia. O tal vez tuviste el sueño de ser tu propio jefe y decidiste perseguirlo. No importa cuál haya sido tu situación inicial, en cuanto decidiste emprender este negocio, abordaste el mismo barco que millones de otros pequeños y microempresarios que sueñan con la grandeza. Pero, ¿cómo alcanzarla? El primer paso es empezar a pensar como los grandes. Las empresas más exitosas tienen hábitos de gestión que pueden ser adoptados por las micro y pequeñas empresas que quieren crecer. En este artículo te presentamos una herramienta usada por las mejores administraciones, que puede ayudarte en este proceso de crecimiento: el diagnóstico empresarial. ¡Vamos a conocerlo!

En este artículo encontrarás:

¿Qué es un diagnóstico empresarial?

Es un análisis que te permite entender si la gestión de tu negocio va por buen camino. Al realizarlo, se buscan e identifican las debilidades y fortalezas de tu empresa. Así, puedes trabajar enfocándote en ellas, asegurando el éxito de tus iniciativas.

¿Suena demasiado elegante para tu negocio? ¡No lo es! Esta función es para empresas de cualquier tamaño y puede marcar la diferencia en su gestión y, en consecuencia, en su éxito. Con la dirección adecuada, tú, pequeño o microempresario, puedes hacerlo por tu cuenta sin grandes dificultades.

Cómo el diagnóstico empresarial puede beneficiar a las pequeñas empresas

Probablemente te has hecho un examen médico en tu vida y has recibido un diagnóstico. Si el resultado fue bueno, debiste sentirte aliviado. Por el contrario, si no fue lo que esperabas, te habrás preguntado: ¿aún hay tiempo para tratar el problema?

Con las empresas, el razonamiento es el mismo. El diagnóstico empresarial sirve para identificar lo que va bien y lo que hay que mejorar. En el caso de que hayan problemas, cuanto antes se identifiquen es más probable que se resuelvan sin causar grandes daños.

Para las micro y pequeñas empresas, tener suficiente tiempo para identificar problemas y crear soluciones puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Otro punto importante es que, la mayoría de las veces, el micro y pequeño empresario es un “hacedor de todo” y, como pasa la mayor parte del tiempo con las manos en la masa, puede perder un poco la visión de la imagen completa del negocio.

Es aquí donde entra el diagnóstico empresarial para ofrecer un momento de análisis, una oportunidad para salir del piloto automático de las actividades diarias y revisar cómo va tu gestión.

Cómo hacer un diagnóstico empresarial

No hay una sola forma de ejecutarlo. Actualmente, existen varias metodologías y herramientas para el diagnóstico empresarial. Aquí te proponemos la realización del análisis por etapas:

1. Recopilación de información

Piensa en este paso como la serie de pruebas que te solicita el médico para evaluar tu salud. De la misma manera que dedicas un día de tu agenda a hacerte exámenes, debes dedicar tiempo a recopilar información sobre tu negocio, que servirá de apoyo para el diagnóstico.

Pero, ¿qué tipo de información? Un diagnóstico completo debe cubrir:

  • Finanzas: tus resultados financieros.
  • Ventas y Marketing: tu desempeño comercial y publicitario.
  • Operaciones: las actividades esenciales de tu negocio, como la gestión de inventarios y proveedores, entre otras.
  • Recursos Humanos: la satisfacción de tus empleados.
  • Tecnología: el uso de herramientas tecnológicas.

También te puede interesar: Cómo saber si es hora de digitalizar tu pequeña empresa

2. Análisis de los datos

Esta fase corresponde a la cita con el médico para la interpretación de tus exámenes. ¡Hora de analizar los datos recopilados! El objetivo aquí es usar un ojo crítico para identificar problemas potenciales. Algunas preguntas que podrían orientarte son:

  • ¿Fueron tus resultados financieros satisfactorios?
  • ¿Tu volumen de ventas cumplió con las expectativas?
  • ¿Tus esfuerzos de marketing han dado resultados?
  • ¿Tus operaciones diarias, como el inventario y la gestión de proveedores, funcionaron bien?
  • ¿La gestión de tus empleados está siendo eficiente?
  • ¿Estás haciendo uso de la tecnología? ¿Cuáles son los resultados?

3. Identificación de oportunidades de mejora y fortalezas

Es el momento de la consulta en el que tu médico te habla de los posibles problemas identificados en tu salud, si es que existen.

Si todo va bien, esta información puede utilizarse para planear una estrategia de crecimiento. En este caso, algunas preguntas que pueden ayudar son:

  • ¿Qué ha impulsado tu éxito financiero?
  • ¿Qué ha hecho que tus ventas vayan bien?
  • ¿Qué iniciativas de marketing han dado los mejores resultados?


Enumerar tus oportunidades de mejora y fortalezas ayudará a aclarar tus próximos pasos.

4. Resolución de problemas o propuesta de intervención
Al igual que el proceso médico, el diagnóstico empresarial finaliza con la definición de un plan de acción para solucionar los problemas identificados. Este es el momento en el que tu médico te indica el tratamiento a seguir.

Para que sea efectivo, un plan de acción debe incluir no solo las iniciativas a llevar a cabo, sino también los responsables de cada una de ellas y el tiempo de ejecución.

¿No sabes por dónde empezar?

Te habrás dado cuenta de que es necesario tener un historial de las acciones de tu negocio (ya sean financieras, comerciales u operativas) para poder realizar un diagnóstico empresarial.

Si aún no cuentas con una herramienta tecnológica para registrar la información de tu empresa y construir este importante historial, es momento de conocer Treinta, una plataforma 100% gratuita para la gestión empresarial. Consulta los detalles aquí.

¿Te parece complicado? ¡Realiza este quiz interactivo y gratuito!
Algunas prácticas de gestión son esenciales para mantener la salud de una empresa. Realizarlos o no dice mucho sobre el estado actual de una empresa, sin necesidad de entrar en detalles de números y resultados.

Para obtener un breve diagnóstico de la situación de tu empresa en relación con las prácticas básicas, completa el siguiente Checklist de La Gestión Empresarial. ¡Obtendrás los resultados de inmediato!

button

Sigue leyendo
¿Cómo podemos ayudarte?